Lo que el dinero no compra

A pesar de que Catar no lo termina de admitir, el cálculo de varios expertos indica que el emirato gastó unos $220 mil millones desde 2010