Concentrados en un balón

“Por un lado, despierta pasiones y desahoga emociones que se encuentran reprimidos en el interior de las personas y, por otro, distrae y desconecta de todo lo que sucede”.