PARA TI

Te han enseñado a respetar.

Te han aconsejado compartir.

Te han pedido paciencia.

Te han solicitado comprensión.

Te han invitado a perdonar.

Te han propuesto animar.

Te han conducido a amar.

Te han enseñado conductas valores, virtudes; olvidando recordarte, con similar insistencia, que también puedes aplicarlos en ti.

Que también tú eres la genuina merecedora de todas ellas.

SALUD Y PAZ  (LB)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =