El presidente Donald Trump amenazó el lunes 18 de mayo del 2020 con suspender permanentemente la financiación de Estados Unidos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) si ésta no hace “mejoras sustanciales” en los próximos 30 días.