Millones de ecuatorianos empobrecidos, están engrosando las filas de los trabajadores autónomos, de pequeños comerciantes, de artesanos y pequeños productores de la ciudad y el campo.