Usar gafas o lentes, con o sin medida, para proteger a los ojos de elementos externos se vuelve urgente durante la pandemia del covid-19, pues micropartículas de saliva expulsadas al hablar, toser y estornudar podrían aterrizar en los ojos y provocar contagios.