En lugar de acelerar en un Lamborghini Urus de USD 200 000, un hombre de Texas marchó a la cárcel este martes 4 de agosto de 2020 por despilfarrar en fiestas y bienes suntuosos unos USD 1,6 millones de ayudas gubernamentales entregadas a empresas para mitigar la crisis desatada por la pandemia.