Hace unos días el periódico británico Financial Times se hacía eco de una noticia en la que se anunciaba el probable lanzamiento, en el Reino Unido, de un programa de infecciones experimentales con el coronavirus SARS-CoV-2 en voluntarios sanos, tras ser vacunados con alguna de los prototipos actualmente en estudio. Este ensayo clínico, planteado para avanzar más rápidamente en la evaluación de las vacunas contra el covid-19, todavía tiene que ser aprobado por la agencia reguladora de medicamentos y productos para la salud en ese país.