En la Asamblea hay criterios divididos sobre la posibilidad de incluir nuevas causales para llevar a juicio político a la ministra de Gobierno, María Paula Romo. El trámite está a cargo de una Comisión de Fiscalización distinta a la que hace 10 meses archivó otro proceso contra la funcionaria.