A dos metros de distancia entre sí se ubican los pupitres de seis niños de quinto, sexto y séptimo de básica. Eso se observa en una de dos aulas habilitadas en la Escuela Fiscal Carlos Vallejo Guzmán, de 600 m². Está en Coniburo, cerca de Pifo.