La puerta se abre solo con la huella dactilar de los peritos. El paso al laboratorio de Medicina Legal y Ciencias Forenses es restringido. Tres controles de seguridad blindan esas instalaciones, en donde se investigan las muertes violentas de Guayas (Guayaquil) y de otras dos provincias de la Costa: Santa Elena y El Oro.