Esta semana, el Ejecutivo prevé enviar a la Asamblea una reforma al Código Monetario y Financiero, con la intención de dar un giro al papel que viene desempeñando el Banco Central del Ecuador. El proyecto tendrá el carácter de económico urgente, por lo que deberá tramitarse en 30 días.