La noche de este sábado 23 de enero del 2021, dos docenas de personas llegaron hasta El Arco de la Circasiana (El Ejido, centro-norte de Quito) para exigir justicia por las mujeres que han perdido su vida en manos de esposos, exnovios, profesores, padres, abuelos, padrastros.