Los hoteleros y negocios de servicios esperan las decisiones de los COE cantonales antes de planificar y hacer inversiones.