Roberto Aspiazu se hizo conocido primero como periodista, y luego al dedicarse al gremialismo, cuando fue el director ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano.