El país de lo absurdo

Solo en nuestro país, se pueden dar estas cosas. El máximo personero de control de cuentas del Estado, preso y despachando desde una celda.