Cuba y la soberanía

En 1762, Rousseau, retoma la idea de soberanía, manifestando que la colectividad o pueblo es el Soberano, enajenando sus derechos a favor de la autoridad, es decir, delegando el ejercicio a los Organismos Legislativo, Ejecutivo y Judicial.