Utilizar bien nuestros sentidos

Leonardo Da Vinci reflejó con tristeza que una persona media: “Mira sin ver, escucha sin oír, toca sin sentir, come sin saborear, se mueve sin conciencia de lo físico, inspira sin darse cuenta de los olores o fragancias, y habla sin pensar”.