La Asamblea contra el Gobierno

La política es un revoltijo de buenos y malos, de vanidosos y discretos, de codiciosos y generosos, entre todos ellos deben entenderse bajo el supuesto de que prevalecen los intereses de la mayoría.