Han transcurrido los primeros 100 días del gobierno del presidente Lasso y se ha cumplido a plenitud una de sus ofertas de campaña: vacunar a nueve millones de ecuatorianos para controlar y disminuir los demoledores efectos de la pandemia.