Siete de cada 10 ecuatorianos que viajaron a México no retornaron. Las autoridades señalan que la mayoría ha buscado migrar de forma irregular a Estados Unidos.