Inquietudes nacionales

Las unidades ejecutoras necesitan sacudirse, salir de ese confort pues el presupuesto aprobado va mucho más allá de las cifras que ofrece el trabajo de las instituciones públicas