La Queja

Cuando la queja tiene cierto grado de justificación, es reacción legítima en ética. Si carece de fundamento irradia frustraciones, amarguras y decepciones.