Educación y pandemia

Respiramos aire impuro contaminado de corrupción, estamos inmersos en un ambiente trastrocado de valores en el que, con descaro y desvergüenza, se justifican públicamente hurtos colosales, coimas gigantescas, cobros cuantiosos, a cambio de desvanecer multimillonarias glosas; abundan los jueces expeditos en denigrar la justicia, para acomodar perdón y olvido en favor de delincuentes. Esta plaga