Pastelería, el arte de la paciencia y la precisión

Es muy difícil resistirse al postre. Siempre se le hace espacio. No solo para completar la comida, también para estar en equilibrio con los sabores.