Otro año

Pero no necesariamente una vida nueva. Parece que la noria da vueltas y vueltas y comenzar un nuevo año significa más o menos seguir en lo mismo, alimentando esperanzas menores y mayores: que bajen los impuestos, los precios, los asaltos, los índices de criminalidad, de riesgo país y el maldito negocio de narcos, coyoteros y