Vivir con la ausencia

El 2022, un año aciago para mi, un año de perdida, de ausencia; de tiempos en que el sufrimiento del otro era propio, de impotencia ante la enfermedad, el dolor y, finalmente, la muerte. El tiempo, implacable, empuja a seguir con la vida, obliga a enfrentar el vacío dejado por la pérdida de quien se