El Defensor de la Fe

Cincuenta mil personas acompañaron al funeral del Papa Emérito Benedicto XVI, una ceremonia inédita presidida por su sucesor Francisco.