La condonación de deudas es también un problema moral

Los jugadores, aquellos que hacen de las apuestas una forma de vida, tienen un valor moral: se paga lo que se compromete.