¿El problema es el esquema de los debates o el sistema electoral?

Los recientes debates entre los candidatos a prefectos provinciales y alcaldes dejaron un sinsabor entre quienes siguieron este proceso