¿Los votos tienen un precio?

Hay decisiones que emanan de convicciones, mientras otras, brotan de negociaciones y recompensas.