Escuelas seguras y resilientes

¿Estamos preparados para afrontar estos temas? La respuesta mayoritaria es “no”.