La enfermedad de las ideas

Debemos empezar por hablar de los temas que nos unen y haciéndolo con respeto y tolerancia.