¿La muerte del arte…?

Siempre habrá legiones de hombres y mujeres que están convencidos que el designio del arte es “quitar el polvo” de la rutina de nuestras almas.